Plantas aromáticas

El cultivo de las plantas aromáticas como la hierbabuena, el orégano, la albahaca o el tomillo, es fácil en general y además resultan ideales como condimento en las comidas o para uso medicinal.

Descripción

El cultivo de las plantas aromáticas como la hierbabuena, el orégano, la albahaca o el tomillo, es fácil en general y además resultan ideales como condimento en las comidas o para uso medicinal.

La mayoría de las plantas aromáticas van muy bien en jardineras, pero necesitarán más agua y nutrientes que si estuvieran plantadas en tierra. Busca una ubicación con mucha luz, al menos 4 o 6 horas de sol al día. Si las cultivas en interior, procura que sea un espacio muy luminoso.

En general, las plantas aromáticas necesitan poca agua. Si están cultivadas en maceta hay que regarlas bastante en verano. Te recomendamos hacerlo a primeras horas de la mañana o al atardecer, no en las horas de más sol.